Vivir saludablemente a los 60 años

Hipoteca Inversa » hipotecainversa.online

Mantenerse saludable siempre debe ser una prioridad. Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Comer bien, mantenerse en forma y mantener un peso cómodo puede ser difícil, especialmente con la edad. Aunque usted ya no sea tan activo como antes, todavía hay muchas maneras de mantener su salud física. Tenga en cuenta que estas sugerencias no sustituyen el consejo médico profesional. Cuando se trata de la jubilación, una vida saludable puede extender su calidad de vida.

Cuando usted está tratando de comer bien y mantener un peso saludable, hay tres maneras básicas de acercarse a su meta:

  1. Quemar más calorías de las que come y bebe.
  2. Coma más vegetales, frutas, granos enteros, pescado, frijoles, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, y mantenga su carne o aves magras.
  3. Limite su consumo de calorías vacías, como azúcares y alimentos con poco o ningún valor nutricional.

Consejos para ayudarle a mantener un peso saludable

Alcanzar un peso ideal no es tan simple como parece. La situación de salud de cada persona es diferente y es posible que seguir estas pautas no funcione para todos. Aunque puede ser desalentador si no ve resultados inmediatos, la paciencia y la disciplina son factores clave para mejorar su salud y su estado físico. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarle a tener éxito:

  • Concéntrese en la pérdida de grasa, no en la pérdida de peso: Para muchas personas, perder peso también puede llevar a la pérdida de músculo. Si bien esto puede ser aceptable cuando usted es más joven, es posible que desee evitarlo a medida que envejece. La pérdida de masa muscular, tejido orgánico y masa ósea a medida que uno envejece puede llevar a un aumento en los problemas de salud. Por lo tanto, en lugar de centrarse en la pérdida de peso, trabaje para mejorar su salud muscular mientras reduce la grasa.
  • Beba mucha agua: Aunque este es un consejo general para todas las personas que tratan de mejorar su salud, mantenerse hidratado es especialmente importante a medida que envejece. El agua es esencial para la digestión y el metabolismo. Además, nuestros cuerpos pueden fácilmente confundir la sed con el hambre; eso podría estar causando que comas más de lo que normalmente lo harías. Para prevenir esto, una regla general es que usted debe consumir la mitad de su peso corporal en onzas líquidas cada día.
  • Añada el entrenamiento de fuerza a su rutina: Dado que la masa muscular disminuye a medida que envejece, es importante que incorpore algún tipo de rutina de fuerza mientras hace ejercicio. Esto no significa que usted debe ir al gimnasio inmediatamente y comenzar a levantar pesas; usted necesita comenzar con la luz y fortalecerse. Además, el entrenamiento de fuerza también es una excelente manera de quemar grasa y mejorar su metabolismo.
  • Sea paciente: Es posible que le tome un poco más de tiempo hacer cambios físicos cuando esté en los 60 años de edad. No se frustre con usted mismo si el peso no está bajando de inmediato. Si usted trabaja en la formación de comportamientos saludables, el resto debe cuidarse por sí mismo.

Principales nutrientes que debe incluir en su dieta

Aunque el ejercicio es crucial para quemar grasa y mantenerse saludable, hay algunos nutrientes que no sólo pueden ayudarle a perder peso, sino que también ayudan a prevenir problemas de salud importantes. Algunos de los nutrientes comunes que las personas mayores deben incorporar en sus dietas incluyen:

  • Vitamina D: Este nutriente ayuda a reducir la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, osteoporosis, depresión, ciertos tipos de cáncer y la enfermedad de Alzheimer.
  • Calcio: Este mineral protege la salud de sus huesos mientras previene la osteoporosis.

    • El calcio se puede encontrar en el brócoli, la col rizada, el yogur, el queso, la leche y las sardinas.
  • Probióticos: Estos microorganismos ayudan a aumentar la inmunidad, mejorar la salud digestiva y de la piel, reducir el colesterol «malo», combatir la enfermedad de las encías y mejorar el control de peso.

    • Los probióticos generalmente se encuentran en el yogur, el chucrut, los encurtidos y las cápsulas que se encuentran en cualquier farmacia.
  • Magnesio: Este mineral mejora la función normal de los músculos y los nervios, mantiene el ritmo constante, apoya un sistema inmunológico saludable, preserva los huesos fuertes y reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.

    • El magnesio se puede encontrar en verduras de hojas oscuras, nueces, semillas, pescado, frijoles, granos enteros, aguacates, yogur, plátanos, frutas secas y chocolate negro.

En general, hay muchos beneficios que provienen de mantener su cuerpo saludable, especialmente a medida que envejece. No sólo ganará confianza en sí mismo, sino que también podrá prevenir los principales problemas de salud relacionados con la edad. Hacer ejercicio puede ser algo difícil de hacer, especialmente con la edad, pero si usted sigue estos consejos, puede comenzar a hacer cambios positivos por sí mismo.

Deja un comentario