Gastos de Jubilación Sorprendentes

Hipoteca Inversa » hipotecainversa.online

Si usted o su cónyuge están a punto de jubilarse, probablemente esté listo para reducir sus gastos. Es una manera común de hacer que sus ahorros duren más tiempo, y los gastos tienden a disminuir a medida que se va saliendo de la vida laboral.

Pero mientras que usted podría estar preparado para gastar menos en almuerzos para llevar y ropa de negocios, los gastos de jubilación tienen una manera de acercarse sigilosamente a usted. En un estudio reciente del Employee Benefit Research Institute, se encontró que el 45.9 por ciento de los hogares gastaron más en los primeros dos años de jubilación de lo que gastaban antes.

Los gastos excesivos cayeron a 33.4 por ciento en el sexto año, pero esas estadísticas todavía apuntan a un hecho básico: los consumidores con frecuencia se enfrentan a gastos inesperados en la jubilación. Aquí están algunas de las más comunes.

Atención médica

Confiar enteramente en Medicare para sus necesidades de atención médica es como tratar de vivir de la seguridad social: ayuda, pero no es suficiente. Cada jubilado tiene que comprar cobertura suplementaria y pagar de su bolsillo algunos gastos. Desafortunadamente, muchos subestiman cuánto gastarán en gastos médicos a medida que envejecen.

Según CNBC, la pareja promedio gastará $275,000 en gastos de salud durante el retiro, incluyendo primas, costos de bolsillo, recetas médicas, procedimientos dentales y costos a largo plazo.

Los gastos de salud exceden las expectativas de los jubilados en parte porque los costos aumentan más allá de la inflación cada año. Los jubilados también subestiman constantemente la cantidad de cuidados que necesitarán.

Mantenerse físicamente activo y comer sano puede ayudar a reducir los costos de atención médica. Si estás haciendo esto y preparándote financieramente, estarás en buena forma.

Entretenimiento y viajes

El Instituto de Investigación de Beneficios para Empleados (Employee Benefit Research Institute) presenta una razón interesante para el aumento del gasto en jubilación: el deseo de derrochar en viajes o pasatiempos.

Cuando usted se jubila, necesita encontrar una manera de llenar las ocho horas de su día que solían estar ocupadas por el trabajo. Eso cuesta dinero. Por ejemplo, los jubilados que se mudan a otra parte del país pueden no calcular con qué frecuencia quieren visitar a sus familiares y amigos. También pueden unirse a grupos o comenzar nuevos pasatiempos que requieren equipo caro o cuotas de membresía.

Antes de inscribirse en cinco actividades diferentes o en un crucero de 10 días a las Bahamas, haga las cuentas y vea lo que puede pagar. Tal vez usted no puede permitirse una nueva membresía de golf y un viaje a Arizona al mismo tiempo.

Impuestos

Alrededor de un tercio de los jubilados dijeron que gastaron más en impuestos de lo que habían calculado inicialmente. Los jubilados que invirtieron en cuentas IRA y 401ks tradicionales tienen que pagar impuestos sobre sus retiros, y la tasa impositiva depende del grupo al que pertenezcan. Algunos beneficios del seguro social también pueden estar sujetos a impuestos si usted recibió más de $25,000 al año como individuo o $32,000 al año como pareja casada, según el IRS.

Los impuestos a la propiedad y a las ventas también pueden aumentar cada año, lo cual consume aún más los ingresos fijos de los jubilados. Su presupuesto debe tener en cuenta estos cambios y permitir un amplio margen de maniobra.

Cómo prevenir gastos sorprendentes

El anfitrión del podcast «The Retirement Answer Man», Roger Whitney CFP(R), dijo que muchos jubilados gastan más de lo que pensaban porque no tienen una idea precisa de lo que cuesta manejar un hogar.

«Es fácil perder la pista de esto a los cincuenta y tantos años cuando se está ganando, probablemente, lo máximo que se ha ganado», dijo.

Antes de jubilarse, clasifique sus gastos del año pasado. Algunos gastos, como la gasolina y la ropa, bajarán naturalmente a medida que deje de trabajar. Otros, como el entretenimiento, aumentarán.

Anote cuáles son sus gastos mensuales ahora y elimine los que vaya a eliminar a medida que deje de trabajar, como los costos de la tintorería o los almuerzos semanales con sus compañeros de trabajo. Luego, agregue gastos que aumentarán en la jubilación, como salidas al cine o clases de tejido de punto.

Zina Kumok es escritora independiente y propietaria de www.consciouscoins.com.

Deja un comentario