Entendiendo los Diferentes Tipos de IRAs

Ahorrar para la jubilación puede ser un enorme desafío o un simple efecto secundario de un ahorro constante – todo depende de sus niveles de preparación e ingresos. Mientras que muchas personas de la tercera edad eligen complementar sus portafolios de jubilación con las ganancias del Seguro Social o con una Hipoteca de Conversión del Valor Equivalente de la Vivienda, una porción sustancial de sus ahorros típicamente proviene de una Cuenta de Jubilación Individual (IRA) que crece mientras aún están en la fuerza laboral. Como medio estándar de planificación de la jubilación, la cuenta IRA es un elemento básico de la mayoría de las carteras de ahorros para la jubilación. Sin embargo, no todas las cuentas de jubilación son iguales. A partir de 2017, existen múltiples tipos de cuentas individuales y cada una de ellas responde a un propósito ligeramente diferente y transmite una ventaja única en relación con sus contrapartes.

Explicación de la IRA tradicional

En la mayoría de los casos, las contribuciones a las cuentas IRA tradicionales son deducibles de impuestos. Para aquellos que no están familiarizados, una deducción reduce su ingreso bruto imponible y, por lo tanto, su carga tributaria. Por ejemplo, si alguien contribuye $1,000 a su IRA, podrá reclamar esa cantidad como una deducción en sus impuestos sobre la renta y el IRS no aplicará impuestos sobre la renta a esas ganancias. Pero, una vez que se jubile y se retire de la cuenta, esos retiros se gravarán como ingresos. Además, tenga en cuenta que las personas que ganan más de un umbral especificado sólo pueden deducir una parte de sus contribuciones, si las hubiere. Incluso si usted no es elegible para contribuir a un plan patrocinado por el empleador, todavía puede hacer contribuciones a una IRA tradicional.

IRAs Roth En Profundidad

Aunque las contribuciones a Roth IRA no son deducibles de impuestos, las distribuciones elegibles están exentas de impuestos. Esto significa que usted contribuirá a una cuenta Roth IRA con dólares después de impuestos y no tendrá que pagar ningún impuesto sobre las ganancias de capital a medida que la cuenta crezca. Además, cuando se jubile, podrá retirar dinero de la cuenta sin tener que pagar impuestos sobre los ingresos por sus retiros. En otras palabras, una vez que cumpla 59 años, todo o parte de una cuenta Roth IRA puede retirarse libre de impuestos. Además, a diferencia de otras cuentas IRA, no existe ningún requisito que determine si los fondos deben o no ser retirados de una cuenta Roth IRA. Esto significa que usted puede dejar la cuenta completa a sus hijos sin penalización si así lo desea. A largo plazo, las personas que esperan ser colocadas en un nivel impositivo más alto durante la jubilación podrían beneficiarse más de una cuenta Roth IRA porque la cantidad total de impuestos evitados sería mayor. Para los trabajadores jóvenes de bajos ingresos, comenzar a ahorrar con una cuenta Roth IRA al principio puede ser extremadamente beneficioso gracias a los poderosos efectos de crecimiento del interés compuesto.

IRAs de Pensión Simplificada de Empleados

Para aquellos que trabajan por cuenta propia, contratistas independientes, trabajadores independientes y propietarios de pequeñas empresas, una cuenta IRA de Pensión Simplificada del Empleado (SEP) puede ser la más adecuada. Cuando un empleador establece una cuenta SEP IRA para sus empleados, las contribuciones que realiza pueden deducirse de los ingresos comerciales declarados, lo que garantiza una tasa impositiva más baja sobre los ingresos comerciales. Sin embargo, no se permite que los empleados contribuyan a sus cuentas. Además, cuando los retiros son hechos por un empleado durante su jubilación, estos retiros serán gravados como ingresos.

La IRA SIMPLE

También conocido como Plan de Incentivos de Ahorro para Empleados, este tipo de IRA se usa típicamente para los empleados de pequeñas empresas. A diferencia de la SEP, una cuenta IRA SIMPLE permite a los empleados hacer sus propias contribuciones que los empleadores deben igualar. Además, debido a que todas las contribuciones son deducibles de impuestos, el negocio o empleado que se aprovecha de este plan puede entrar en un nivel de impuestos más bajo que puede ayudar a reducir significativamente la factura de impuestos de uno.

No importa cómo elija ahorrar su dinero, tenga en cuenta que pocas decisiones financieras son simples. Al final del día, la elección de la cuenta IRA adecuada para usted depende en gran medida de sus oportunidades de empleo, el nivel de impuestos y todo tipo de factores financieros. Asegúrese de sopesar cuidadosamente todas sus opciones o hable con un asesor financiero antes de hacer cualquier compromiso importante.

Deja un comentario