Cinco errores financieros comunes cometidos en el retiro

Hipoteca Inversa » hipotecainversa.online

Ahorrar para la jubilación es un compromiso de por vida. Si usted ha cultivado sus ahorros a lo largo de los años y se ha acomodado para una jubilación acogedora, ya es hora de que lo disfrute. Usted ha esperado mucho tiempo para cosechar los beneficios de su trabajo, pero es importante que recuerde hacerlo responsablemente. Muchas personas de la tercera edad caen en problemas financieros durante su jubilación debido a una serie de razones: la administración del dinero, la toma de decisiones y otros factores externos pueden jugar un papel importante en el éxito de su jubilación. Con el fin de ayudarle a evitar catástrofes importantes, consideremos algunos de los problemas financieros que los jubilados suelen encontrar.

  1. Gasto excesivo – Ajustarse a un estilo de vida frugal requiere concentración y disciplina. Reducir sus gastos mensuales puede parecer un poco desalentador al principio, pero con un presupuesto adecuado y una gestión creativa de los recursos, muchas personas mayores pueden vivir con ingresos sustancialmente menores de los que están acostumbrados. Por lo general, los cambios sencillos pueden adaptarse a sus necesidades. Por ejemplo, cenar en restaurantes puede dar paso a más comida casera.

  2. Aplicando Demasiado Temprano para el Seguro Social – Todo el mundo está ansioso por cobrar los beneficios del Seguro Social ganados con esfuerzo. Usted puede comenzar a cobrar a los 62 años, pero un poco de paciencia puede ayudar mucho a maximizar sus beneficios. Retrasar su Seguro Social hasta una edad más avanzada (como el máximo, 70 años) generalmente le permitirá cobrar más dinero en general. Sin embargo, hay otros factores que también pueden influir en su pago máximo. Asegúrese de investigar y consultar con un profesional licenciado si es necesario.

  3. Mantenimiento de inversiones arriesgadas – Algunos asesores financieros recomiendan que los adultos que trabajan realicen inversiones a largo plazo. Estas opciones pueden tener éxito a largo plazo, pero también tienden a fluctuar mucho según los caprichos del mercado. Durante la jubilación, muchas personas mayores pueden necesitar acceder a sus inversiones si es necesario. Esto fomenta las inversiones a corto plazo, menos agresivas, que tienen menos probabilidades de fluctuar y caer drásticamente. Aunque por lo general sigue siendo una buena idea aferrarse a algunas inversiones más arriesgadas, estas inversiones deberían pasar a un segundo plano en favor de opciones seguras y estables.

  4. Caer en una estafa – Los estafadores siempre están buscando nuevos objetivos. Las estafas comunes dirigidas a los jubilados incluyen el fraude de Medicare, estafas por Internet, medicamentos recetados fraudulentos y muchos otros trucos engañosos. Al permanecer vigilante y desconfiado de cualquier cosa que parezca demasiado buena para ser verdad, usted puede proteger a su familia y a su nido de posibles robos. Algunos adultos mayores pueden pensar que han visto todos los trucos del libro, pero los estafadores siempre están ideando nuevas formas de robarle a gente desprevenida y de buen corazón. La precaución contribuirá en gran medida al éxito.

  5. Not Taking Advantage of Home Equity – Si ha pasado años pagando una hipoteca, ha acumulado un capital considerable en su casa que ya no se está utilizando. Mientras que las propiedades tienden a crecer en valor, también lo hacen los impuestos. Para darse un poco más de libertad financiera o aliviar otros problemas de dinero, es posible que pueda adquirir un tipo de préstamo que convierta el valor acumulado de su vivienda en ingresos utilizables. La Hipoteca de Conversión de Equidad de Vivienda, por ejemplo, ofrece una manera conveniente de aprovechar el capital de su casa y mantener este dinero a mano para emergencias. Adquirir una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda o una línea de crédito de hipoteca inversa también puede permitir que el valor acumulado de su vivienda crezca con el tiempo, sin dejar de ser accesible para emergencias.

La jubilación es una parte maravillosa de la vida. Pero, como cualquier otro cambio significativo, puede traer consigo su propia cuota de problemas. Cuando se presenten problemas financieros, asegúrese siempre de evaluarlos desde todas las perspectivas y considerar todas sus alternativas antes de tomar decisiones precipitadas. En caso de duda, considere una consulta con un asesor financiero autorizado.

Deja un comentario