Aprovechar el interés compuesto

Ahorre temprano, ahorre a menudo. Esa es la regla de oro para ahorrar dinero durante un largo período, especialmente cuando se ahorra para la jubilación. Pero, ¿por qué tanta gente enfatiza el tiempo temprano cuando trata de ahorrar? Hay una variedad de razones, pero uno de los principios clave que contribuye a esta estrategia es el interés compuesto.

Confusión de compuestos

Antes de que podamos realmente entender cómo aprovechar el interés compuesto, tenemos que saber exactamente qué significa este término y cómo funciona. Para usar una metáfora, imagina una bola de nieve rodando por la ladera de una montaña. A medida que avanza, acumula más y más nieve hasta convertirse gradualmente en una gigantesca roca de nieve esférica. Asimismo, el interés compuesto funciona devengando intereses sobre el principal inicial y también sobre los intereses acumulados de períodos anteriores.

Desglose de la fórmula

Para calcular el interés compuesto, comience multiplicando el capital por uno más la tasa de interés anual elevada al número de períodos de capitalización menos uno. A partir de ahí, el importe total inicial del préstamo se restará del valor restante. Por supuesto, como con la mayoría de las fórmulas matemáticas, es más fácil de visualizar:

Interés compuesto = P [(1 + i )n – 1]

Tomemos un ejemplo de un préstamo a cinco años de $100,000 a una tasa de interés del 5% que se acumula anualmente. ¿Cuál sería el interés en este caso? Es hora de aplicar la fórmula:

$100,000 [(1 + 0.05)5 – 1] = $100,000[1.27628 – 1] = $27,628.16

Como puede ver, una tasa de interés compuesta podría hacerle ganar más de un cuarto del capital original en sólo cinco años. Tomando en consideración los efectos de la capitalización cuando se ahorra dinero durante años o décadas, queda claro por qué el interés compuesto es excepcionalmente valioso cuando se planifica la jubilación. Si desea calcular cuánto dinero podría ganar de la capitalización de intereses sin tener que pasar por este tipo de cálculos por su cuenta, puede encontrar varias calculadoras de intereses compuestos en línea simples y convenientes disponibles de forma gratuita. También puede hablar con su asesor financiero.

Entender el valor temporal del dinero

Entonces, digamos que tienes una gran cantidad de dinero. ¿Cuál es la prisa por invertirlo y ganar interés compuesto? ¿Por qué debería apresurarse? Pues bien, esto se explica mejor con el concepto de valor temporal del dinero (TVM). Este es el concepto de que el dinero existente disponible en el presente vale más que una cantidad equivalente en el futuro debido a la capacidad potencial de ganancia (así como a la inflación). Como principio básico de las finanzas, cualquier cantidad de dinero vale más cuanto antes se reciba (siempre y cuando sea capaz de ser invertido o de ganar intereses). También se denomina inversamente valor actualizado. Cuando es posible aprovechar el interés compuesto, es esencial invertir temprano con la TVM en mente.

Lucha contra la deuda compuesta

Así como hay momentos en los que el interés compuesto le beneficiará, también hay momentos en los que el interés compuesto podría ser perjudicial. Por ejemplo, si usted tiene préstamos con altas tasas de interés – como deudas de tarjetas de crédito – usted podría estar metiéndose en un agujero gracias a los intereses compuestos que trabajan en su contra. Siempre que busque un nuevo préstamo o acepte una nueva deuda de cualquier tipo, asegúrese de verificar si el préstamo tiene o no interés compuesto.

Gracias a la Ley de Veracidad en los Préstamos (TILA, por sus siglas en inglés), los prestamistas deben revelar los términos del préstamo a los prestatarios potenciales, incluyendo el monto total en dólares de los intereses que deberán pagarse durante la vigencia del préstamo, según si éste se acumula de manera simple o si está compuesto. Al mirar su programa de pagos, usted podría saber cuál es cuál, averiguando cuánto interés debe pagarse cada año – si sigue siendo el mismo, es simple y si crece, es compuesto.

Otro consejo útil es mirar la tasa de porcentaje anual (APR) del préstamo. En términos simples, el APR convierte los cargos financieros del préstamo (incluyendo todos los intereses y cargos) a una tasa de interés simple. Una diferencia importante entre la tasa de interés del préstamo y su APR podría indicar una (o ambas) de las siguientes dos cosas: o bien su préstamo tiene un interés compuesto o bien incluye cargos elevados además de la tasa de interés regular.

La línea de fondo

Para aquellos que buscan jubilarse más temprano que tarde, el manejo de los intereses compuestos podría hacer una gran diferencia. Aunque este concepto es fundamentalmente neutral, tiene la capacidad de hacer un gran bien -o un gran daño- a sus finanzas individuales. Recuerde, las finanzas rara vez son sencillas. Cuando tome cualquier tipo de decisión financiera, actúe con cuidado y considere todas sus opciones. Antes de comprometerse con una opción en particular, generalmente ayuda hablar con un asesor financiero primero.

Deja un comentario