10 maneras de lidiar con la deuda durante el retiro

Hipoteca Inversa » hipotecainversa.online

La cantidad de deuda que se lleva a la jubilación sigue aumentando, lo que obliga a muchos de los baby boomers a sufrir problemas financieros en un momento de sus vidas en el que deberían sentirse más seguros financieramente. Generalmente, la deuda se divide en tres categorías distintas: deuda de tarjetas de crédito, deuda de vivienda y deuda a plazos. Una bendición y una maldición – su casa no sólo es su mayor activo, sino también su mayor responsabilidad. Debido a esto, la deuda hipotecaria tiende a constituir el mayor porcentaje de la deuda total para muchas personas. Enfrentar sus finanzas es una tarea estresante, pero implementar cualquiera de estas diez estrategias – y obtener asesoramiento de su asesor financiero – puede ayudar a guiarlo hacia una jubilación más saludable.

#1 – Hipoteca Inversa

Un estudio realizado por la Oficina de Protección Financiera al Consumidor encontró la deuda hipotecaria media entre los aproximadamente $79,000 de los estadounidenses mayores en 2011. Uno de los principales beneficios de una hipoteca revertida es su capacidad para consolidar la deuda. Una hipoteca inversa le permite aprovechar el capital que ha acumulado en su casa y eliminar los pagos mensuales de la hipoteca (aunque usted sigue siendo responsable del seguro del propietario, de los impuestos sobre la propiedad y del mantenimiento de la propiedad).

#2 – Método de la bola de nieve de la deuda

El método de bola de nieve de la deuda funciona mediante la eliminación gradual de todas sus deudas. Para empezar, tendrá que hacer una lista de todas sus deudas. Segundo, usted hará los pagos mínimos de todas sus deudas – excepto que pagará cualquier dinero extra que tenga sobre la deuda más pequeña hasta que sea pagada. Una vez que esa deuda esté pagada, usted usará el dinero que estaría poniendo para el pago mínimo de esa deuda y en su lugar comenzará a pagar su siguiente deuda más pequeña (además de ese pago mínimo) y así sucesivamente. Este método cambia la manera en que usted aborda la deuda al estructurar el proceso de manera diferente y permitirle ver un progreso sustancial. Una modificación a esta estrategia sería pagar su deuda en términos de la tasa de interés más alta, no del tamaño del saldo. Las tasas de interés más altas son peligrosas porque le cobran más interés por pedir dinero prestado.

#3 – Trabajo a tiempo parcial

Vivir con un ingreso mensual puede ser extremadamente difícil cuando se trata de escalar hacia una jubilación sin deudas. Considere la posibilidad de reintegrarse a la fuerza laboral y dé a sus ingresos el impulso adicional que necesitan. Hay un resquicio de esperanza en todo, ¿verdad? Haga que el ir a trabajar sea divertido. Aplica al trabajo de tus sueños, la carrera que nunca pudiste tener porque no podía pagar las cuentas. Ya sea que trabaje en una guardería canina, en una organización benéfica sin fines de lucro, como niñera a tiempo parcial o como escritora independiente, conviértalo en una aventura.

#4 – Aproveche el dinero gratis

¿Quién no ama el dinero gratis? Lo que muchos estadounidenses mayores no saben es su elegibilidad para descuentos en una variedad de productos y servicios diferentes – todo lo que tiene que hacer es preguntar. Usted podría estar ahorrando en ropa, comestibles, transporte, servicios públicos, y en su lugar usar el dinero que ahorra para pagar su deuda.

#5 – Crear un presupuesto

La mejor manera de manejar la deuda es hacer un seguimiento de lo que está gastando. Mantenerse consciente de a dónde va su dinero puede ayudarle a tomar decisiones conscientes sobre cómo debe gastarlo. Una regla empírica común para evitar deudas es no permitir que sus gastos excedan sus ingresos. Crear un presupuesto puede ayudarle a mantener el control de sus finanzas y le permite establecer límites de gastos en ciertas categorías cada mes, incluyendo ropa, servicios públicos, entretenimiento y ahorros. Al reservar dinero cada mes para ahorrar, usted puede usar ese dinero para pagar cualquier deuda pendiente que tenga.

#6 – Cansado de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son una pendiente resbaladiza, especialmente cuando se usan de manera incorrecta. Tienen una de las tasas de interés más altas cuando se trata de préstamos, lo que los hace mucho más difíciles de pagar. Al administrar sus tarjetas de crédito, debe seguir dos reglas de oro para evitar gastos excesivos:

  • Mantenga sus saldos de crédito alrededor del 30% de su límite de gastos en cualquier tarjeta de crédito.

  • Pague el saldo total de su tarjeta de crédito todos los meses.

    Estas reglas le ayudarán a administrar sus tarjetas de crédito de manera más efectiva, y en el proceso, usted puede incluso mejorar su puntaje crediticio.

    #7 – Establecer un Fondo de Emergencia

    Generalmente, los planificadores financieros recomiendan poner de tres a seis meses de gastos de subsistencia en una cuenta de ahorros para esos momentos inesperados de su vida en los que el auto se descompone, su casa necesita reparaciones o usted se enferma. Esto le ayudará a no endeudarse más porque tendrá el dinero para gastar cuando lo necesite.

    #8 – Disminuir los gastos fijos

    Aunque los gastos fijos son mucho más difíciles de reducir que los gastos variables, todavía pueden hacer una mella sustancial en el tratamiento de su deuda, dándole la flexibilidad financiera adicional que necesita. Usted puede hacer pequeñas mejoras de eficiencia energética en su hogar para reducir las facturas mensuales de los servicios públicos de su hogar, usar cupones cuando vaya de compras al supermercado, dejar de usar el cable o cambiar de compañía de telefonía celular por una opción más económica. Estas son sólo algunas ideas sobre cómo reducir los costos mensuales.

    #9 – Hacer pagos extras

    Hacer un pago extra cada mes en una forma de deuda, ya sea una tarjeta de crédito o su hipoteca, puede hacer maravillas con la conquista de su deuda más rápido.

    #10 – Consultar a un profesional financiero

    Al final, nunca está de más ponerse en contacto con un planificador financiero para que le ayude a tomar decisiones bien informadas sobre cómo mejorar su salud financiera. Ellos son capaces de proporcionar orientación y ayudar a asignar su dinero de manera apropiada para su situación financiera particular.

Deja un comentario